google-site-verification=fT9P_U8116Bjoyp_s0vr2TgwRlX3M_-vTCC7MmnYN4w
 

Qué no decirle a una persona que sufrió la pérdida espontánea de su bebé.

Quise hacer dos entradas porque me parece importante compartir qué es lo que a mi me hubiera gustado evitar escuchar durante el momento más duro de mi vida. Y creo que quien llega a ser "hiriente" con sus palabras, muchas veces lo es por una cuestión de falta de conocimiento o porque les incomodan estas situaciones y dicen lo primero que se les viene a la mente, muchas veces con la idea de "ayudar" sin darse cuenta que termina siendo contraproducente.


El duelo y específicamente el duelo por la pérdida de un bebé en los primeros meses de embarazo, puede ser un proceso muy solitario y oscuro, porque muchas veces las personas que no lo han vivido no le dan la validez que tiene. Así que si lo que vas a decir no viene cargado de amor, empatía y apoyo, es mejor que no lo digas.


  1. El 25% de los embarazos terminan en aborto espontáneo. Uno pensaría que es horrible decirle eso a alguien que acaba de sufrir una pérdida, pero no se imaginan cuántas personas, en su afán por hacerte sentir mejor, creen que decir un hecho, calmará tu sentir. ¡ERROR!

  2. Lo bueno que fue en los primeros meses. Perder a un bebé en el primer trismestre es de lo más doloroso, no tiene nada de bueno.

  3. Todo pasa por algo, probablemente venía con "problemas". ¡Ánden no! A esas personas les quería decir de cosas, pero me limitaba a pensar: así viniera como viniera era mi bebé y lo hubiera amado incondicionalmente.

  4. Dios tiene otros planes para ustedes. En ese momento de mucho dolor, mi ser estaba peleado con Dios, así que no ayudaba en nada este comentario, porque para mí era un Dios injusto el que se había llevado a mi bebé (cabe mencionar que ahorita Dios y yo estamos muy bien).

  5. El tiempo lo sanará todo. Aunque este comentario es cierto, cuando te lo dicen en el momento es un comentario que no te hace sentir mejor. Incluso les puedo decir que 4 años después, aunque me siento "sanada", duraznito sigue siendo un tema latente entre Fer y yo porque pensamos en él todo el tiempo.

  6. Conozco a una persona que tuvo X aborto(s) y ahora tiene X hijos. Qué bueno por esa persona, pero nada tiene que ver con lo que está pasando la persona que acaba de perder a su bebé.

¿Qué decir en vez de esto?

  1. Estoy para ti cuando quieras hablar

  2. Esto ha de ser muy difícil pero no está sola, aquí estoy para escucharte.

  3. No entiendo por lo que estás pasando o no sé qué decir pero estoy aquí para ti.

  4. Siento mucho tu pérdida.

  5. Invita a esa persona por un café o llévale flores o galletas, acompáñala en su dolor con acciones.

Perder a un bebé en cualquier etapa del embarazo es una experiencia dolorosa, tanto para la madre como muchas veces para el padre, y para sanar de ello se requiere mucho tiempo y apoyo.


Si estás pasando por algo así, estamos aquí para leerte y acompañarte. Recuerda que no estás solo(a).