google-site-verification=fT9P_U8116Bjoyp_s0vr2TgwRlX3M_-vTCC7MmnYN4w
 

Propósitos 2021

Cada año he pedido casi lo mismo cuando llega el momento de las uvas porque en realidad no sé muy bien qué pedir más que para las primeras 2. Sin embargo, como mucho de lo que fue este año, ha cambiado mi perspectiva sobre la vida y con ello lo que quiero sean mis resoluciones para este 2021.


Y aunque, son mis propósitos, creo que muchos de ellos funcionan para cualquier persona de manera diferente, así que aquí van (son 6 pqra comer de a 2 uvas por propósito):


1. Detenerme para apreciar más y mejor cada momento de mi vida.

Lo pienso como si tomara un video con aroma y sensaciones de los momentos que hacen que la vida valga la pena. Así me imagino deteniéndome a disfrutar esos pequeños momentos desde que me despierto hasta que me duermo. Son esos los momentos que recuerdas más cuando estás en un hospital luchando por tu vida o en pleno tratamiento de quimioterapia.


2. Aprender más sobre manejo de estrés. El estrés, es uno de los principales detonadores de los brotes de Lúpus y no sólo puede generar un brote sino que puede poner en riesgo nuestra vida porque el cortisol, que es lo que generamos las personas bajo estrés, puede ser el causante de que nuestro cuerpo se ataque a si mismo. Y aunque considero que he aprendido a manejar mejor el estrés, se que aún tengo mucho camino por delante.


3. Hacer el ejercicio que mí cuerpo necesita.

Y con esto no me refiero al propósito que todos en algún momento de nuestras vidas nos hacemos de bajar de peso o hacer ejercicio y nos metemos al gimnasio por 2 meses para después dejarlo. Me refiero a que mi cuerpo necesita que lo ejercite de cierta manera para detener el avance de los síntomas del Parkinson y a la par cuidar mis articulaciones por aquello del Lúpus. Así que fuera de seguir una moda, me toca averiguar y observar qué es lo mejor para mí y hacerlo.


4. Descansar sin sentir culpa.

Esto es algo que leo mucho en otros blogs o cuentas de personas con enfermedades crónicas. Nuestros cuerpos necesitan descansar y muchas veces no es suficiente con sólo dormir en la noche para lograr esto. Sin embargo, la culpa es mala consejera y es que las expectativas de lo que debería de ser la salud de una persona de 30 vs la realidad se convierten en pensamientos de poca ayuda. Entonces, dicho esto, sabiendo que mi cuerpo lo necesita y que si no lo hago puede tener consecuencias en mi salud, como un brote de dolor, intentaré dejar la culpa de lado y hacer lo que sé es mejor para mí.


5. Tomar mis medicamentos en tiempo y forma.

Hay cierta resistencia de mi parte en estar tomando altas dosis y muchos medicamentos desde mis 30 años y eso se refleja en mi falta de disciplina a la hora de tomar mis medicamentos, los tomo diario pero no siempre a la misma hora y no como debería de estarlos tomando (algunos en la mañana vs tomarlos en la tarde) y esto puede implicar disminuir la efectividad de algunos medicamentos. Así que esta resolución será hacer un hábito el tomar mis medicamentos a las horas que tienen que ser.


6. Ser un mejor ser humano con los demás y conmigo misma.

Esto es ser más amable, empática y asertiva con otros y conmigo. Y esto incluye, que si no logro cualquiera de los puntos anteriores no voy a ser mi peor enemiga por ello. Así que tratar de juzgar menos y amar más también sería parte de esta resolución.


Y por último, y no lo pondré como un propósito sino como un recordatorio, lo que me funciona a mí, no siempre le funciona a alguien más y es importante que hagamos de nuestros propósitos algo que funcione para nososotros y que sabemos nos va a ayudar a ser más felices y mejores versiones de nosotros mismos.


Ojalá este 2021 esté cargado de lo que ustedes más deseen y que la salud y la felicidad sean el camino que escogan para vivir este 2021.